martes, 1 de febrero de 2011

DULCE CRECER

Dulce Crecer es un lugar creado para ayudar, orientar y resolver situaciones que pueden generar malestar o dificultad en el aprendizaje y vinculación con nuestros hijos.
El lema de Dulce Crecer “crea tu mundo, vive tus sueños" representa nuestra modalidad de trabajo donde “cada uno es creador y artista de su propia vida’’ y solo con la compañía de los profesionales ayudamos a que cada uno se redescubra a si mismo.
En Dulce Crecer trabajamos con la Familia, ya sea acompañando a los padres en su relación con sus hijos, a los niños en el transcurso de su crecimiento, a las mamás en su camino hacia la maternidad y a toda persona que busque conocerse aun más.
Los niños desde un comienzo se sienten desprotegidos, con lo cual necesitan protección, amor, contención y que se los ayude a enfrentar las distintas etapas del desarrollo de una forma natural. Es así que el juego es un elemento fundamental en el crecimiento de un niño porque por medio del jugar aprende e incorpora el conocimiento de todo lo que lo rodea.
Por medio del juego el niño se comunica, expresa su mundo interno y elabora cada momento que se le presenta. Fomenta y estimula la creatividad donde puede desarrollar su mundo de fantasías.
Ayudar y acompañar a los niños en su crecimiento es otorgarles la posibilidad de que puedan explorar, descubrir y elegir por ellos mismos para obtener seguridad en cada paso que realizan.
Enfrentar las dificultades que se nos presentan implica poder disfrutar de los momentos de la vida sin necesidad de sentir dolor o sufrimiento.
Con lo cual poder liberarnos de las viejas ataduras de la culpa, el miedo y estructuras añejas, genera la posibilidad de vivir el HOY para encontrar la verdadera felicidad y así buscar el brillo de nuestro propio SER.

1 comentario:

Verónica Schro dijo...

Excelente! Felicitaciones! yo soy mamá de tres varones, Diego (5), Guillermo (3) e Ignacio (1). Mi marido es marino y por segundo año consecutivo se fue a la Campaña Antártica de Verano (noviembre 2011-abril 2012).
Algunos días creo que me voy a morir de cansancio, hambre, calor, y tristeza, que guardo muy adentro mío para que mis hijos no la vean.
Es una experiencia fortalecedora pero un poco dificil de transitar, sobre todo si tenes fechas especiales como cumpleaños, finalización e inicio de clases, aniversarios.... y otras tantas mamás que conozco partos y post partos.
Quizas mi vivencia pueda servirle a otra mamá... de lo que estoy segura es de que ustedes deben tener varios consejos para esos días en que mis hijos lloran por sus papás, no quieren mis comidas, o buscan un lapiz y los veo que van directo a las paredes blancas inmaculadas... despues de todo.... "nuestros hijos son de todas".